Ignifugaciones en Barcelona

ignifugacion

Los sistemas de ignifugaciones siguen siendo el medio principal para evitar incendios. Corresponden a la protección pasiva y se limitan a reducir drásticamente los efectos destructivos del fuego: resistencia al fuego, materiales o dispositivos ignífugos y uso de materiales y revestimientos con diferentes reacciones o resistencia al fuego.

De este modo estamos en un proceso donde se requiere integrar en las construcciones y los edificios (techos, paredes, tabiques, conductos, etc.) a través de sistemas cortafuegos que limitarán la propagación del fuego (contención). Estos sistemas no requieren agua, energía ni mantenimiento para ser efectivos, una vez instalados los sistemas permanecen activos.

Este concepto permite que un edificio, a lo largo de su vida útil y sin mantenimiento, cumpla los objetivos de seguridad de las personas y protección de los bienes.

Una de las técnicas para proteger los materiales combustibles de la ignición accidental es aplicar protección no combustible (recubrimientos protectores) a la superficie. De este modo, es posible proteger todo tipo de superficies aplicando un revestimiento químico con brocha o rodillo; este tiene la propiedad de expandirse y endurecerse bajo el efecto del calor, constituyendo así una barrera contra el fuego y el calor. De igual forma, la ignifugación de textiles, su finalidad es retrasar el inicio de la ignición de los textiles expuestos a una fuente térmica o directamente a una llama, retrasar o impedir su desarrollo y propagación, y luego evitar la postcombustión.

¿Qué es la ignifugación?

La ignifugación consiste en proteger, reducir, controlar o retardar la combustión de materiales inflamables. Consiste en proteger los materiales combustibles contra el calor y el fuego para que conserven sus cualidades físicas durante un incendio. Existen multitud de productos ignífugos que permiten que los materiales cumplan con los estándares exigidos por el Código de la Edificación y las compañías de seguros.

En los edificios con estructura de acero todo esto coge aún más relevancia debido a que el calor que desprende el fuego hace que el acero pierda toda su resistencia. Por lo tanto, se vuelve extremadamente peligroso que el edificio se derrumbe. Entonces es imperativo proteger la estructura con un producto ignífugo.

ignifugos

Tipos de materiales utilizados en la ignifugación de los edificios

  • Morteros proyectados ignífugos: Su composición generalmente a base de una mezcla de cemento y vermiculita o perlita exfoliada les confiere un buen aislamiento térmico. Por su naturaleza, las penetraciones enmasilladas con mortero siguen siendo sistemas rígidos, lo que dificulta los movimientos de expansión de la tubería debido a variaciones de temperatura. Los morteros enlucidos de alta dureza están especialmente destinados a la protección contra el fuego de estructuras verticales expuestas a choques (muros, postes).
  • Recubrimientos asociados a lana de roca: Este concepto utiliza un sistema de paramentos aislantes de lana de roca (la lana de roca se produce en forma de fibras a partir de diferentes rocas: basalto, escoria de alto horno, escoria volcánica, etc.). Está asociado a un revestimiento de tratamiento de superficies y cruces que mejora la estanqueidad al fuego: este revestimiento, de consistencia pastosa o semilíquida, está formulado a partir de resinas termoplásticas en base acuosa.
  • Pinturas intumescentes: La pintura intumescente es una protección certificada y duradera tanto en interior como en exterior, además es una solución estética ya que ofrece un acabado con una amplia variedad de colores. Protege los soportes de las llamas, limita la propagación del fuego y retrasa la subida de temperatura de los materiales.
  • Espumas de poliuretano: La espuma de poliuretano es un excelente aislante pero también destaca por su buena resistencia térmica. De hecho, ofrece una resistencia al fuego de 45 a 80 min según el tamaño y la profundidad de la espuma. Es ideal para obras de nueva construcción pero también puede integrarse en edificios antiguos como elemento cortafuegos. La espuma fenólica tiene buena resistencia al fuego y al sonido y se utiliza por su baja y lenta combustión.

¿Dónde aplicamos las ignifugaciones?

  • Ignifugaciones en edificios, comunidades y viviendas: Realizamos la instalación de sistemas de protección pasiva en zonas donde residen gran cantidad de personas respetando todas las normativas.
  • Ignifugación de naves industriales: Protección pasiva de estructuras metálicas, vigas y pilares en zonas de gran tránsito de personas.
  • Ignifugación en cines y teatros: Nos encargamos de la ignifugación de butacas, moquetas, alfombras, telones y cortinas en zonas donde se requiere de una evacuación rápida y eficaz.
  • Ignifugación en hoteles: Establecemos una ignifugación que cumple todas las normativas de seguridad en todas las zonas de hoteles, hostales y apartamentos turísticos.
  • Ignifugación de escenarios de festivales de música e interpretación: Ignífugamos plataformas que en algunas ocasiones se complementan con el uso de fuegos artificiales y otros elementos potencialmente peligrosos.

Relacionados