Instalación de exutorios de humo

Uno de los sistemas de protección contra incendios para la evacuación de humos y su control son los exutorios. La mayoría de las víctimas de incendios no mueren por el fuego en sí, sino por el humo que se crea en él. El humo creado por un fuego puede llenar habitaciones, salas o edificaciones enteras y rápidamente se convierte en una trampa altamente peligrosa. Las personas en estas situaciones no solo sufren una inhalación grave de humo, sino que el humo también reduce la visibilidad, lo que les dificulta escapar de la zona de peligro a tiempo. Además, a la pérdida de orientación provocada por la falta de visibilidad se suma el deterioro de los sentidos causados ​​por humos tóxicos.

Para evitar esto, los sistemas de ventilación-extracción de calor y humo natural, canalizan el humo antes de que se enfríe y el incremento de densidad haga que llegue hasta el suelo.
La zona libre de humo resultante proporciona no sólo el aire esencial para permitir que las personas respiren, sino también, les permite orientarse y les ayuda a evitar el pánico. A su vez, es más fácil para el cuerpo de bomberos localizar y extinguir rápidamente la fuente del fuego.

exutorios

En Parfoc suministramos el servicio de instalación de sistemas de extracción de humo y calor certificados de alta calidad con lo que garantizamos un excelente estado de funcionamiento.

Principales características que han de tener los sistemas de ventilación de humos

  • Los sistemas de extracción también se pueden utilizar para la ventilación diaria del edificio y el control de su temperatura.
  • Generación de iluminación natural que ahorra energía. Hay que tener en cuenta que la incidencia de la luz desde arriba es cinco veces más eficaz que a través ventanas laterales.
  • Elementos que están fabricados para soportar temperaturas o factores externos meteorológicos adversos.
  • Instalación altamente resistente.
  • El mantenimiento es bajo.
  • Buena eficiencia aerodinámica.
  • Se pueden instalar en techos con inclinación de 30 ° a 90 °, así como en paredes.